LAUDIO

Sala de Prensa

26/04/2021

Zonas industriales en declive

◾ El alderdikide Emilio Olabarria reflexiona sobre la Política Industrial en Euskadi 2030, cuyo propósito es impulsar la modernización y la productividad del ecosistema de la industria, mediante la digitalización de la cadena de valor, el impulso de la productividad y de la competitividad de los sectores estratégicos claves en la transición ecológica y la transformación digital.

rss Ezagutzera eman
Zonas industriales en declive

DESCARGAR IMAGEN

Haciendo nuestras las afirmaciones del vicepresidente de la Comisión Europea, Antonio Tajani, debemos estar alerta ante la circunstancia de que estamos muy lejos de alcanzar el objetivo (...) que presentó la Comisión en 2012. Por ello, se han adoptado diversas iniciativas para hacer frente a los elevados precios de la energía, a las dificultades de acceso al crédito, al descenso de la inversión, a la falta de competencias y al exceso de burocracia. Por cierto, poco se ha hecho en materia industrial por las Instituciones de la UE desde el año 2012.

En las últimas semanas, los fondos europeos se han convertido en uno de los trending topics entre las empresas vascas. Son, y en eso podemos estar de acuerdo todos, un elemento clave de la futura recuperación de Europa y de Euskadi. Pero si nos centramos en el sector secundario de la economía, los fondos son también una gran oportunidad -la mayor de la historia reciente- para volver a situar a la industria española donde siempre ha debido estar y para revertir un proceso de desindustrialización que este país lleva sufriendo desde hace casi un cuarto de siglo.

Las cifras son elocuentes. El peso relativo de la industria española en el Producto Interior Bruto (PIB) se ha ido reduciendo paulatinamente desde el 19,8% que tenía en 1996 hasta el 14,4% de 2018. Esta es una tendencia común en muchos de los países europeos.  En ese periodo, la media de los 28 miembros de la Unión Europea ha pasado del 21% al 17,1%. En algunos países, sin embargo, el declive apenas se ha notado. Es el caso de la industria alemana, cuyo peso en la economía era del 23,5% en 1996 y del 22,9% en 2018. En el Estado español, en cambio, la pérdida de importancia relativa ha sido sustancial, como consecuencia fundamentalmente de la caída de la producción del sector a raíz de la crisis económico-financiera de 2008.

Ya no existen los fondos ZID (zonas industriales en declive) que preveían ayudas para capital circulante de las empresas con problemas de liquidez y ayudas a la innovación. Estas ayudas han sido sustituidas por el acuerdo adoptado por la Unión Europea para movilizar un volumen de inversiones sin precedentes en respuesta a la crisis económica provocada por la pandemia. En ese contexto se sitúa la Política Industrial en el Estado y Euskadi 2030, cuyo propósito es impulsar la modernización y la productividad del ecosistema de la industria, mediante la digitalización de la cadena de valor, el impulso de la productividad y de la competitividad de los sectores estratégicos claves en la transición ecológica y la transformación digital.

Un aspecto clave de esa estrategia es el Programa de Impulso de proyectos tractores de Competitividad y Sostenibilidad Industrial, en el que se plantea incentivar mediante subvenciones y préstamos aquellas iniciativas que tengan un relevante efecto de arrastre en nuestra industria. Los proyectos deben contemplar, al menos, los siguientes criterios:

  • Transversalidad.  Es necesario primar los que se planteen en asociación con el resto de los agentes de la cadena de valor, con especial atención a los que se desarrollen con fórmulas de colaboración pública-privada.
  • Competitividad. La mejora de la competitividad y, por tanto, el crecimiento de las empresas del sector industrial son consideraciones indispensables.
  • Impacto social y económico. Para facilitar el efecto multiplicador es muy importante impulsar los proyectos que presenten un mayor impacto en la creación de empleo, tanto directo como indirecto, que aumenten la cohesión territorial y que favorezcan la transición ecológica.

Emilio Olabarria

Next Euskadi
Emilio Olabarria Blog